La gamificación o la formación del futuro

Engaging

Digital

Measurable

Etiquetas: , ,

Los responsables de los departamentos de Recursos Humanos apuestan por iniciativas de juego para potenciar la cohesión de equipo y la mejora de asimilación de conceptos durante el proceso formativo.

Según un informe realizado el pasado año por la consultora Gartner, el 70% de compañías de la Global 200 List utiliza técnicas de gamificación. Esta tendencia se basa en los resultados tan positivos que se obtienen a la hora de aplicar juegos digitales a los distintos módulos formativos que las empresas ponen a disposición de sus empleados. Lo conocido como game-based learning está ganando terreno de manera acelerada en todos los departamentos de Recursos Humanos.

Las razones que se esconden detrás del auge de las técnicas de gamificación en las organizaciones son principalmente todos los beneficios que de ellas se extraen:

1. Los juegos refuerzan las habilidades y conocimientos que se ponen en práctica durante la formación. La motivación y las ganas con las que se participa en los juegos fomenta que la teoría se asimile de manera más llevadera y eficaz.

2. Permiten estimular la cohesión social y la integración en el grupo. La comunicación que debe fluir entre los miembros de los equipos facilita la unión entre los mismos.

3. Facilitan la asimilación de conceptos complejos de manera progresiva. Los diferentes niveles de dificultad facilitan progresar de manera gradual y adaptada a las necesidades de cada uno.

4. Posibilitan la flexibilidad de horarios y los cursos a distancia.

Aprender jugando

Es una realidad, por tanto, que en los últimos años el e-learning se ha convertido en pieza clave de la formación empresarial, aunque también es un gran aliado para fidelizar el talento y las posibilidades de desarrollo interno. Ahora bien, ¿cómo aplicar positivamente la estrategia de gamificación?

El primer paso es identificar de manera clara las reglas y los objetivos para que todos se sientan capaces de alcanzarlos. A continuación, se ha de apostar por la retroalimentación continuada con el objetivo de realizar un seguimiento puntual y específico sin olvidar la importancia de mantener la atención de los implicados en las formaciones: si el juego es demasiado sencillo puede resultar en aburrimiento y si es bastante complicado, puede acabar desmotivando.

El entorno también es importante, ya que debe ser convincente para construir un relato en el que los empleados puedan involucrarse para superar los objetivos. Ahora bien, ¿cómo presentas a tus empleados un programa de game-based learning para garantizar su éxito? Te damos unas claves:

1. Centrar la atención en el aprendizaje. Es importante informar que el objetivo es la formación y no un mero entretenimiento lúdico.

2. Explicar el funcionamiento. Es posible que el formato les sea ajeno para algunos miembros de los equipos, así que es importante comunicar todos los procesos: cómo acceder, la manera escogida para evaluar los resultados, quienes van a componer los equipos si los hubiera, etc.

3. Generar expectación. A través de una campaña de comunicación podemos despertar el interés de los empleados.

4. Premia el esfuerzo. Antes de empezar con la formación, es recomendable informar de que el esfuerzo tendrá unos beneficios para su desarrollo profesional.

Si te interesa saber más y puedes conocer nuestros servicios de Gamificación y Engagement para formar y motivar a tus equipos, colabores o clientes puedes clicar aquí

Get in touch to find out more

I would like to receive your newsletter

Contáctanos

Quiero saber más

Quiero recibir vuestras newsletters